viernes, 28 de agosto de 2009

No llegue a este mundo causando el azoro de nadie, naci eclipsada por el rotundo acontecimiento de una hermana previa.

Fue más bien, tirándole a pisar la luna en segundas huellas, como quien se ha desplazado sigilosamente de no ser nada a ser mucho menos.

No hay preámbulos ni posteriores rutinarios en mi vida temprana que comenzó tocados los pasados 12 meses de vida… no hay vestigios que viertan la verdad de mi fragilidad, no existí antes que eso, no hubo YO que testificara que alguna vez fui en realidad pequeña, y no solo por que muy a menudo me siento serlo.

Crecí inspirada por el propio tiempo, el correr de las horas que no le complació aniquilarme en ese momento… en un cuerpo flaco, pálido y traicionero, recuerdo la rugosidad de las paredes y la soledad… la lejanía de la gente y mi pelo eternamente corto, porque no gustaba de ser acicalada… fue digamos la medida justa pero con aroma a represalia.

Admito que quizá de haber un punto de restauración, haría que mi concepción no tuviera lugar ni efecto. Con un “hoy no”, un día de parranda extendido y una semana de distanciamiento físico sería suficiente, y no estaría lo que es hoy y que conozco, ni me conocerían, ni serian ni seria para nadie… que complejo… querer no ser para que quien de verdad tuviese la capacidad fuera… pero ser quienes somos no tiene tregua ni segundas oportunidades.

Vacilo muchas veces en seguir jugando a la vida con mi existencia, he vacilado tantas veces que ya no llevo la cuenta, pero no me tienta del todo la opción de no ser para no volver a ser nunca, no me tienta el descubrir que quizá en ese preciso momento me sea revelado el porqué de muchas cosas que ni siquiera me he preguntado… no me ha vencido y la verdad es que la vida misma es una guerrera mas temeraria que yo… no me declaro su enemiga porque es seguro que con un chasquido me saca de sus dominios…

Le reconozco su virtud adictiva a los placeres que otorga la vida, la compañía correcta y la anhelada, la brecha de posibilidades… la melancolía y el antídoto de la elección hecha. El no saber ni de cerca lo que a puede ser que suceda y pecar de asertivos cuando no tenemos ni idea.

Ser indecisa y decidir como arrojarse al agua profunda sin saber si flotaras como trozo de madera siquiera… elegir no acabarse la sorpresa de un sorbo pues el amor verdadero es para privilegiados o para locos… no querer sufrir equivale a desear salir del mapa o de este planeta evaporado misteriosamente como alma en pena, sin recuerdos y por añadidura olvidado.

Proclamarse dolorosa pero indiscutiblemente VIVO, con todo lo que conlleve ser y estarlo.

No temas pedir amor si lo necesitas
Pedir que te quieran es pedir ayuda
Y ayudar es simbolismo puro de amar a PULSO
Y amar es derivado de la vida misma
No temas ser quien ame
Pero trata de no esperar a que te lo pidan
Ama desesperadamente
Ama incondicionalmente
Permite que te amen igual
Reconoce tus propias huellas en la luna, así no te recuerden, recuerda tu que en MI siempre serás el propulsor de todo que me mantiene en marcha.

2 Comments:

  1. tnf25 said...
    Ama desesperadamente
    Ama incondicionalmente
    Permite que te amen igual

    Me he quedado de una pieza...

    bueno "verte" de nuevo por aqui..un abrazo.
    *ஐღ Mì†a ღஐ* said...
    Vengo a agadecer profundamente el HERMOSO comentario que me dejaste en el blog, por mucho...el mejor que he leído.

    Gracias infinitas.

    Arrivederci

Post a Comment